Planeta JOY

18.01.2019

Todo lo que tenés que saber para preparar cócteles con vino espumoso

Desde hace años, el vino espumante ya dejó de beberse solo para pasar a integrar mezclas; desde bebidas en jarra hasta cócteles; lee la nota y enterate cuáles son las claves para mezclarlo.

comentarios (0)

La Mimosa, el Bellini, el Kir Royal, son varios los cócteles clásicos con champagne, o a falta de este, vino espumante. Sin embargo, durante bastantes años, los argentinos pensaban que utilizar unas buenas burbujas para hacer un cóctel era un desperdicio y la costumbre mandaba a beberlo solo. Por suerte, las cosas cambiaron y cada vez son más los bares que suman cócteles con vino espumante en su carta. 

Es que usar esta bebida como base tiene varios beneficios; por un lado, son ideales para crear combinados frescos y ligeros, favoritos cuando hace mucho calor. Además, al tener menor graduación alcohólica van bien para el día y son menos calóricos, lo que también es un plus cuando se trata de beber en traje de baño.

Si ya te dieron ganas de poner manos a la obra, lee los consejos que compartió con nosotros Pedro Giustinian, Head-bartender de Pony Line Bar, así no fallas en la combinación:

EL ESPUMOSO INDICADO

“El que más usamos en Pony Line es el Brut Nature, ya que muchos de los ingredientes que se usan en cócteles contienen azúcar y no queremos terminar con algo pesado y dulce, sino con algo ligero y balanceado, por eso los que son tirando a dulces quedan afuera. Eso sí, el dulzor, en muchos casos, sirve para tapar defectos”.

LA CALIDAD ES TODO

“Un cóctel es tan bueno como su ingrediente más barato (o malo por decirlo de otra forma). Es decir, si hago un cóctel con Johnnie Walker Blue y con fruta de lata, no voy a esperar grandes resultados. Con el espumante es similar, igualmente yo creo que pasado cierto punto de calidad (ya al rango premium), es de alguna manera un desperdicio porque todas las sutilezas que uno puede encontrar tomándolo solo, se pierden porque se tapan con sabores más invasivos de cítricos, amargos y azúcar”.

Y el tercer tip, corre por nuestra cuenta:

FÁCILES DE PREPARAR

Los vinos espumosos se llevan muy bien con las frutas, por eso esa simple combinación es ganadora. Tené en cuenta que los cócteles con esta bebida suelen prepararse en vaso mezclador o directamente en el vaso o copa donde se va a servir, así que no es necesario que cuentes con coctelera.