Planeta JOY

06.02.2019

Reseñas: vinos con bonus track en Vico Palermo

El wine bar que marcó un antes y un después en la manera de beber vino por copa en la Argentina, acaba de inaugurar una nueva sucursal; a la descomunal oferta de etiquetas de vino, le suman grifos de vermú, sangria y otros detalles.

comentarios (0)

Hasta la llegada de Vico, los vinos por copa se servían a ojo del sommelier o camarero; pero este wine bar, equipado con los dispensers italianos Wineemotion, permitió el sistema self service y la posibilidad de ofrecer más de 140 vinos por copa, ya que estas máquinas mantienen las propiedades organolépticas de la bebida por más de 20 días.

Eso marcó un antes y un después en la historia de los wine bars argentinos, entonces cómo hacer una segunda apertura que también de que hablar; sumaron algunos bonus track como grifos para servir sangría y vermú y una carta de cócteles inspirada en el Mediterráneo que invita al comensal a elegir su gin y su tónica favorita para armar el gin tonic perfecto. 

La propuesta gastronómica se destaca por su variedad, desde pulpo y mollejas hasta pastas y carnes no tradicionales, como el ciervo; la idea es que el menú sea bien amplio para maridar con la enorme variedad de etiquetas que propone el lugar.

La mayoría de los platos se ofrecen en dos formatos: ración -ideal para pedir un par y probar un poco de todo- y principal. Además, en esta nueva sede ofrecen una tercera alternativa: platos extra grandes, como un T-bone de 800 gramos y una paleta de cordero entera, para compartir entre dos o tres personas. 

Se destacan la tira de asado braseada con aligot -puré de papas y queso, una receta que inventó el célebre Michel Bras-, la carne se deshace y el puré es elástico y sabroso, se acompaña con ajíes en vinagre para cortar el graso de la carne y el queso.

Los tagliatelle con ragu de osobuco y de hongos son tan ricos que hacen que el calor abrasador del verano no sea impedimento a la hora de probarlos.

BARRA

Vico Palermo cuenta con canillas que ofrecen dos clases de bebidas tiradas: vermú y sangría. El primero es vermú Lunfa y puede pedirse solo o bien mezclado con tres tipos de mixers: bitter tonic, ginger ale y tónica.

Las sangrías, tinta y blanca, se elaboran en forma diaria y combinan vino, frutas, hierbas y especias naturales. Se maceran durante 24 horas, como marca la tradición, y luego se filtran.

Si bien Vico es un wine bar, los cócteles no se quedan atrás. La carta, diseñada por Carlo Contini, cuenta con variedad de cócteles de autor inspirados en España e Italia; algunos ejemplos, Agua de Valencia (cava Freixenet, gin Mare, naranja y Cointreau); Bianca (Cinzano Bianco, Bombay Sapphire London Dry Gin, Sauco, limón & Salvia, Manchego) y Asino Scicliano (Amaro Averna, J. Gasco Ginger Beer y naranja). Tampoco faltan los clásicos, como el Americano, el Negroni y el Martini.

 

Pero, sin dudas, los gin tonics son las estrellas, ya que se pueden preparar a gusto del cliente; este elije su gin preferido -con marcas de diferentes países, como Le Tribute o Gin Mare, de España; diferentes etiquetas de Beefeater y Bombay, de Inglaterra, o los argentinos Heráclito & Macedonio, La Restinga y Buenos Aires Gin, entre otros- y lo combina con la tónica de su preferencia (Schweppes, J. Gasco, Santa Quina, Fentimans, etc.). Luego, de acuerdo con el perfil del gin y la tónica, el bartender puede sugerir la adición de un botánico para completar, como pepino, limón, etc.

Y por último, vale la pena darse una vuelta por el cheese bar; se puede ordenar tablas prearmadas, como una degustación que incluye quesos de diferentes regiones del país; y también armar a gusto y combinar dos, tres o cuatro piezas. 

Más info:
Honduras 5799 – C.A.B.A
Reservas telefónicas o vía whataspp al (+54911) 6402.1368
Abierto de martes a domingos de 18 al cierre.