Planeta JOY

29.01.2019

Mamba Food & Drinks: cócteles, cocina y onda de alto nivel

Visitamos este nuevo bar y restaurant que ofrece cocina fusión elaborada con técnicas de alta cocina y una muy buena propuesta de coctelería con foco en los gin tonics; además, tiene uno de los patios más codiciados del verano.

comentarios (0)

Después de un 2017 más tranquilo, 2018 trajo un boom de bares, quizás no inauguraron tantos si se hace la comparación con años de bonanza, pero los que abrieron se destacaron por la calidad de su oferta, desde la ambientación y el concepto hasta la propuesta gastronómica. Y Mamba no es la excepción.

Es uno de esos bares a los que el término le queda chico, ya que también funciona perfectamente para quien no beba cócteles y solo esté interesado en disfrutar de una buena propuesta de cocina. Tras los fuegos está Julián Mannarino, quien dio sus primeros pasos en el rubro con Dante Liporace, el famoso chef de la Casa Rosada; luego continuó su formación en Chile.

La propuesta rinde tributo a la fusión, desde un argento ojo de bife hasta el nikkei usuzukuri de pescado blanco con leche de tigre de frutos rojos y sake. Pero ese mix va más allá de la clasificación de platos, ya que cada uno en sí tiene una combinación de ingredientes de diferente impronta.

Lo que sale de la barra lleva la firma de Federico Agostinelli -ex Faena Hotel, Alvear Palace, etc.- y nada de lo sale de allí defrauda. Los gin tonic merecen un capítulo aparte, hay diez variedades. Si bien este cóctel clásico de por sí se lleva bien con el verano, para estos días calurosos son ideales el Fresco (lemongrass, albahaca y tónica, $230) y el Tropical (Earl Grey, Maracuyá y menta, $230). Todos se destacan por su equilibrio, el Spicy, por ejemplo, que lleva jengibre, menta y enebro es de un balance perfecto, ningún ingrediente resalta sobre el otro; el Tropical Twist (cordial de piña, lima y pimienta, $230) ofrece buenos contrapuntos entre acidez, picante y dulzor. Otro plus es que salen en copones generosos.

 

Además, cuentan con más de diez cócteles de autor, donde abundan los combinados de pocos ingredientes (entre tres y cuatro), como sucede con la coctelería clásica. En definitiva, tragos para beber rico, bien y sin complicársela al cliente con técnicas de coctelería que no conoce o sabores complejos.

El lugar es impecable en su ambientación y servicio; cada uno de sus espacios vale la pena, la barra es cómoda como para acodarse y pasar allí varias horas. 

Cuentan con un sector dedicado a las mesas de muchos comensales, están separadas por una especie de box de paredes bajas, que dan intimidad, pero manteniendo a los comensales atentos a lo que sucede en el lugar.

Pero sin dudas, la estrella es el patio, bien provisto de plantas, es un oasis verde en el cemento. Y el último domingo del mes, también se lo puede disfrutar de día, ya que entre las 13 y las 19, cuentan con una propuesta de brunch.

Dónde:
Soler 5130, Palermo.
47736631
reservas@mambabuenosaires.com