Planeta JOY

30.09.2009

Los 10 restaurantes de Puerto Madero que vale la pena conocer

Amado por los turistas y desconfiado por los locales. Este es nuestro top 10 de favoritos.

comentarios (14)

Hubo un tiempo que Puerto Madero sorprendía: un barrio nuevo donde sólo había oficinas y restaurantes en docks portuarios reciclados. Eso fue cuando todo empezó, a principios de los años 90. El tiempo pasó y nos hemos acostumbrado a Puerto Madero. No sólo a los restaurantes, sino también a todo lo que vino después: el turismo, los hoteles de lujo y las inversiones inmobiliarias millonarias. ¿Qué quedó de aquel polo netamente gastronómico, donde brillaron grandes restaurantes como la parrilla Dique 4, los sabores mediterráneos de Katrine, o Cholila, de Francis Mallmann? La respuesta es: casi 100 restaurantes, de los cuales sólo unos pocos mantienen el nivel que brindaban los aquellos primeros venturosos emprendimientos gastronómicos.

En esta nota te contamos cuáles son los 10 restaurantes de Puerto Madero por los que vale la pena ponerse el disfraz (y la billetera) de un turista, para salir a comer 10 puntos.

1. Cocina de autor: Chila. De los restaurantes de alta gama que abrieron en los últimos años en Buenos Aires, Chila ocupa siempre alguno de los primeros tres puestos del ranking. Cada uno de los platos creados por la chef Soledad Nardelli es una obra única, por presentación y por sabor. Por ejemplo, la crema de trufas, huevos a 61º, echalotes al cognac y cubitos de morcilla; o las codornices en dos cocciones, crema de mascarpone y limón, guisito de lentejas, brotes a la miel e higos. Capítulo aparte para la panera, con diferentes variedades de pan, como el de malbec, o el de tomillo y queso. Valen la pena cada uno de los $150 que vale el cubierto promedio.
Alicia Moreau de Justo 1160 / T. 4343-6067

2. Restaurante de hotel: Red Resto & Lounge. El restaurante del Hotel Madero Platos es uno de los grandes representantes de la ya no tan novedosa moda de ir a comer a los hoteles. Un salón, cómodo y sobrio, donde suelen aparecer (casi todos los meses) propuestas especiales y menús de ocasión con las variaciones que le aporta el chef ejecutivo Steven Jung y chefs invitados. Platos de autor con acento francés y buenas opciones de mediodía. Precio promedio per cápita, sin vino: $100.
Rosario Vera Peñaloza 360 / T. 5776-7676 / 7777

3. Restaurante japonés: Nanatsu. El sushi pedía un cambio y la novedad llegó desde el silencioso dique 3. Desde el año pasado, Nanatsu es un referente del sushi de la zona, con piezas de autor, ideadas por un sushiman brasileño y ejecutadas a la perfección por los locales. Lo mejor pasa por las piezas de autor, como los langostinos Pasión (con salsa agridulce de maracuyá), o el increíble Ebi-Jo, de salmón con langostino grillado y salsa especial flameado con triple sec. Sentado en la barra frente a los cuchillos, o al lado del ventanal, con vista al dique, es un best buy de comida japo en Buenos Aires.
Olga Cossettini 1185 / T. 5530-5202

4. Cocina de vanguardia: El Bistró (Hotel Faena). Desde hace dos años, el restaurante del Faena Hotel + Universe se sumó a la movida molecular importada desde Europa y ofrece platos con espumas y gelificaciones a la carta o dentro de un menú degustación. ¿Por qué vale la pena? Por su excéntrica decoración (amar u odias los unicornios blancos, esa es la cuestión), por su servicio impecable, por tener una de las cartas de vinos más amplias de la ciudad y porque los gustos hay que dárselos en vida. Aunque salgan casi 200 pesos por cubierto.
Martha Salotti 445 Hotel Faena / T. 4010-9200

5. Pastas (I): Sotto Voce. Cuando salís de comer en Sotto Voce te preguntás por qué en Buenos Aires hay tantas parrillas apuntadas al turismo, pudiendo ser la pasta un punto tan alto en nuestra gastronomía. Lugar sobrio, bien atendido, con una carta de pastas variada, con salsas precisa. Los pappardelle funghi, por ejemplo, es una jugada segura. Pero acá es difícil pifiarle: todo sale con la cocción justo y acompañado de salsas que combinan a la perfección con la pasta elegida. En verano, las mesas de afuera, frente al dique, hacen que los casi 100 pesos por cubierto parezcan poco. Si vas un fin de semana, mejor reservar.
Alicia Moreau de Justo 176  / T. 4313-1199

6. Pastas (II): Marcelo. Junto con Sotto Voce, son parte indiscutible el top 5 de comida tana en Buenos Aires. Para los que no lo saben, Marcelo es Marcelo Piegari, alma mater de la famosa cadena de restaurantes de nombre idem. Vendida la marca, abrió su propio “boliche” en Puerto Madero donde hace lo que mejor sabe hacer, o sea: cocinar. Los ravioles con tomate, crema y parmesana son un ícono de la casa, pero cualquier pasta o cualquier pescado que pidas, va a funcionar (abadejo al limón con brócoli, tal vez). El salón puede tornarse bullicioso cuando se llena. Por lo demás, es una apuesta segura. Precio por persona:  $100.
Alicia Moreau de Justo 1140  / T. 4342-8689-7534

7. Comida internacional: iCentral Market. Si bien casi todos los restaurantes de la zona tienen una ubicación privilegiada, al estar rodeados de tanto agua y tan pocos edificios, por su ventanal y sus mesas en la vereda aterrazada, iCentral Market es una fija, especialmente a la hora de almorzar. Platos con toques españoles (cochinillo segoviano), franceses (confit de pato, con ensalada de rúcula, membrillos y queso crema) y marroquíes (tagine de cordero con dátiles, ciruelas y cous cous) a cargo del chef Santiago Ferrer. Buena variedad de sándwiches y ensaladas. El servicio ha mejorado bastante en los últimos tiempos. Precio promedio per cápita: entre 50 y 80 pesos.
Pierina Dealessi esq. Macacha Güemes / T. 5775-0330

8. Parrilla: Cabaña Las Lilas. Sí: es caro. Sí: es muy turístico. Dicho esto, digamos que la calidad de platos y servicio justifica todo lo anterior. Desde la panera, hasta la increíble carta de vinos, pasando por lo principal: la carne. Te desafiamos a comparar el ojo de bife con cualquier otro ojo de bife de la ciudad. Difícil encontrar alguno tan a punto, tan tierno. Para ir con gente de negocios, garpa seguro. Para enterarse por qué es la parrilla a la que llevan a todos los turistas, también. Precio por cubierto: $175.
Alicia Moreau de Justo 516 / T. 4313-1336

9. Restó fashion: El Clan. Salón semioscuro, lampas simil arañas de cristal y un clima que, si querés, te lleva a las glamorosas noches de Las Vegas en los años 50, con el Rat Pack actuando en el escenario. El ambiente está. La comida también: platos frescos, abundantes, con especial acento en pescados y mariscos (gambas marinadas con ajillo, o chernia al horno gratinada con queso azul, por ejemplo), aunque también se destacan las pastas. Los boxes privados con vista al dique son la mejor ubicación dentro del salón. La barra de tragos simples y clásicos es utilizada por muchos dancers como escala previa a una noche de acción. En definitiva, alta onda. Precio cubierto promedio: $150.
Olga Cosettini 1545 / T. 5787-0579

10. Opción económica: Gourmet Porteño. Es cierto que los tenedores libres ya vieron su hora de gloria y que el “cómase todo” hoy se ve con más desconfianza que antojo. Pero Gourmet Porteño es una saludable excepción, ideal para ir en grupo, sobre todo en grupos de gente con gustos disímiles. Hay de todo: carne, sushi, pastas... es decir: lo que siempre hay en este tipo de restaurantes, pero fresco y cumplidor en todo sentido. ¿Vas encontrar los mejores platos de Buenos Aires? No, pero tenés una alternativa que cabe en un bolsillo porteño y que garantiza calidad y abundancia. Gourmet Porteño tomó la cabecera en la categoría en la que La Bistecca había sido líder a fines de los años 90. Precio: durante la semana; $44 al mediodía y $63 de noche. Fines de semana: $73.
Alicia Moreau de Justo 1942 / T.: 4312-3021/31

 

Por Patricio Lemos