Planeta JOY

13.05.2017

Las locuras foodie de Coachella

En abril se realizó el festival musical que, como todos los años, contó con raros platos nuevos.

comentarios (0)

Coachella es uno de los festivales de música que congregan la mayor atención en todo el mundo. Varias son las razones: las bandas de diferentes géneros que llegan hasta Indio California para presentar sus temas, las vestimentas hippies que usan los asistentes y las estrellas que van a presenciarlo. Pero hay más. La comida es uno de los grandes protagonistas de este ciclo.

Y el de 2017, que se realizó a mediados de abril, no fue la excepción. Cuna del foodporn y de locos mashups culinarios, este año el festival tuvo 50 puestos de comida en los que se ofrecieron platos para todos los gustos. 



Uno de ellos fue el que sirvió Paper Planes: en un bowl repleto de tater tots –o frituras de papas- que a la orden lo llenaba de queso raclette derretido. Otro de los platos estrella del festival fueron los fotogénicos waffles de postre que tenían galletitas Oreo, de animalitos y otras coloridas decoraciones.

Entre otros ítems más pedidos, se destacó el té verde cold brew infusionado con frutas del restaurante chino Fat Dragon y los churros cubiertos con cereales infantiles de colores, todo super instagrameable. 



¿Cuál probarías primero?