Planeta JOY

24.02.2018

Dos clásicos de las hamburguesas abren nuevas sucursales

Se trata de Deltoro y Williamsburg, que ahora desembarcan en nuevos barrios; lee la nota y enterate dónde quedan y cómo son los nuevos locales.

comentarios (0)

Los burgers bars ya son figurita repetida en la ciudad, pero solo unos pocos logran expandirse. Entre esas excepciones se encuentran Deltoro y Williamsburg.

Deltoro

Deltoro acaba de desembarcar en un lugar histórico, como el Palacio Raggio (Bolivar 307), construido en 1909.

Con semejante impronta edilicia, los arquitectos que trabajaron en la remodelación conservaron la fachada original del Palacio. En la vereda, las mesas altas para compartir son un spot ideal para disfrutar los días frescos y noches cálidas.

Una vez adentro, los techos altos y el estilo elegante del edificio histórico conviven con el diseño industrial vigente en las otras dos sucursales, el cual se evidencia en el predominio de ladrillos, cañerías y vigas expuestas y elementos en madera.

Para comer al paso, una barra de madera lustrada con banquetas tólix, custodiada por una exuberante estantería de hierro donde hay plantas que aportan el toque verde al lugar.

El Street art se hace presente con grafitis de “Falopapas” dispersos en todo el local, además del enrome mural del Toro, un icono de la casa.

Allí, no sólo se pueden degustar sus 10 estilos de hamburguesas artesanales  sino también una amplia variedad de platos con opciones para cualquier momento del día: papas fritas rústicas y papas soufflé, tablas de picadas, sándwiches frescos, bondiolas, lomitos, ensaladas completas y un imperdible bife de chorizo Angus al plato.

Para acompañar, ofrecen cervezas tiradas, vinos de la bodega Catena Zapata, en botella y por copa, y una amplia carta de cócteles, gaseosas y jugos naturales.

Además, todos los días brindan una propuesta especial de desayuno y merienda con café Illy y combos promocionales imperdibles. Como en todos los locales de Deltoro, se ofrece la opción de Take Away para disfrutar en la comodidad del hogar u oficina.

El nuevo local abre de lunes a sábados de 8 a 0, con Happy Hour en cervezas tiradas y cócteles de 17 a 20. Los jueves o viernes, un DJ en vivo musicaliza las veladas (el anuncio se hace en las redes).

Williamsburg

Responsable de hacer “La mejor hamburguesa de la ciudad”, Williamsburg llegó a un lugar que también tiene su historia, el Paseo Marcela Iglesias, ex Paseo de la Infanta. Allí, en el arco 1, donde antes funcionaron clásicos de las hamburguesas como Pumper Nic, Wendy´s y McDonald, hoy se encuentra la segunda sucursal de este Burger bar.

Es un local muy luminoso, con doble circulación y dos sectores al aire libre. Su ambientación, a cargo del reconocido diseñador Horacio Gallo, combina armónicamente su estructura abovedada de ladrillos a la vista con madera, acero y azulejos. ¿El resultado? Un dinner estilo americano, pero con espíritu moderno.

Todo está a la vista, el frente y el fondo del arco son completamente vidriados y dejan ver el corazón del local: una cocina ubicada en el centro, coronada con una gran campana.

Los espacios al aire libre, con toldos rojos que protegen del sol y guirnaldas de luces que suman calidez durante la noche, son amplios y están rodeados de vegetación. Bajo la arboleda sobre la Av. Infanta Isabel, pueden elegirse las mesas comunitarias bajas, revestidas de azulejos y bancos de madera. Frente el terraplén de la línea del tren Mitre, la opción son gradas de madera y amplias mesas altas que convocan a compartir el espacio con desconocidos.

Además de sus contundentes hamburguesas, como la de carne vacuna Dylan con cebollas caramelizadas, queso azul fundido y rúcula fresca ($210) o la de pollo Polanski, servida con mozzarella, palta, mayonesa chipotle y espinaca ($170), hay más propuestas.
Se lucen el Pulled Pork, de credo deshebrado a baja cocción, salsa barbacoa y cebolla morada en vinagre y cilantro ($185) abrazado, como las anteriores, por su delicioso pan brioche; también hay burritos y Nuggets de pollo.

Para acompañar papas al horno con manteca de limón y romero, batatas fritas, chips de mandioca o mix de verdes.

La gaseosa sale con refill, y también hay limonada, pomelada y cerveza tirada (con happy hour, de lunes a domingos de 17 a 20).

La nueva sucursal (Av. Del Libertador 3883, Arco 1), abre de domingos a jueves de 12 a 01 y de viernes y sábados de 12 a 6.30.