Planeta JOY

02.02.2018

Diagonal 74, el nuevo corredor gastronómico de La Plata

Entre las plazas Moreno e Italia, sobre esta calle se concentran restaurantes, heladerías y bares. Conocé en detalle las principales propuestas.

comentarios (0)

La oferta gastronómica de La Plata crece cada vez más; en la Diagonal 74 se concentra gran parte de ella, por eso la zona se consolidó como un nuevo polo para los amantes del buen beber y comer.

Entre clásicos y nuevas aperturas hay opciones para todos los gustos. La Trattoria y Runnies fueron de los primeros en marcar la cancha, justo en la esquina con la Calle 10. Ahí mismo, Masse Boulangerie le hace honores a la patisserie y cocina francesa, con macarons, tartines, baguettes, croissants y panes con chocolate. Otra opción de este estilo es Petite Crêpe, que desde noviembre de 2016 ofrece crepes salados y dulces, waffles, omelettes, wraps, baguettinis y ensaladas.

 

"Nos había gustado mucho la casa, pero cuando inauguramos todavía no había explotado. De repente abrieron muchas cervecerías, y también locales que estaban en otras zonas y que se mudaron para acá, Thionis por ejemplo. Ahora, realmente, Diagonal 74 está en su máximo esplendor", cuenta Federico Aguirre, dueño de Petite Crêpe.

Si de helados se trata, la oferta se concentra en Thionis, Lucciano´s y Guapaletas. “Queríamos estar ahí, en el centro de todo, donde hay un flujo constante y grande de gente. Además, Guapaletas es el postre, teníamos que estar cerca de propuestas gastronómicas para almorzar y cenar. Diagonal 74 y las calles de alrededor se transformaron en un polo gastronómico realmente", señala Verónica Vanrell, de Guapaletas.

 

Wild Hops, Antares, Santa Birra, Barba Roja, Peñón y Chicha aportan la cuota cervecera a la diagonal.

Pastas, pizzas, carnes, aves, pescados, sandwichería... son muchas las alternativas a la hora de almorzar o cenar. Hay cocina cubana en La Bodeguita; hamburguesas gourmet y sodas en un ambiente que recuerda los años 50 en Rockabilly; platos de autor en la casona Green Garden; pollo crocante en combos muy convenientes en Peck´s; sushi de lujo en Akari y todas las versiones de la comida más rioplatense, en El Club de la Milanesa. 

Carlos Leuzzi, presidente de la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata, recuerda que junto a su hermano comenzaron a instalarse en esta zona en 1993, con los restaurantes El Coliseo y La Trattoría. "Creció paulatinamente y ahora está en su máximo esplendor. Pasa que cuando se generan los polos, todo se retroalimenta, hay más seguridad y la gente encuentra todo en el mismo lugar. Hay un abanico muy amplio en cuanto a situaciones de consumo, distintas propuestas, para diferentes edades y horarios".