Planeta JOY

06.08.2019

Del escritorio a la cocina: te contamos cómo funciona la impresora de dulce de leche

No sólo con leche hace arte gastronómico el hombre, el latte art ahora podrá complementarse con productos de pastelería que tengan figuras y dibujos en dulce de leche; te contamos cómo.

comentarios (0)

La gastronomía y la tecnología tienen una historia de larga data. Desde el descubrimiento del fuego hasta la actualidad, en la que contamos con electrodomésticos para hacer lo que queramos sin esfuerzo y ahorrando tiempo (la Termomix, la Robotina que supimos conseguir, es uno de los más ejemplares), cada avance de la ciencia nos regala mejores sabores, texturas, procedimientos, presentaciones…más y mejor comida.

Y no se detiene. Dante Kienigiel, un joven estudiante de bioingenería del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) que realizó cursos de ciencia y cocina en Harvard, unió sus pasiones y construyó una impresora de dulce de leche. Sí, así como lo lees. “Una de las cosas que más me cuestan cuando cocino es la presentación. Tengo mal pulso y una mente más de ingeniero que de artista, así que decidí adaptar mi impresora para que se pueda encargar de eso”, explicó el joven a Planeta Joy.

 

¿Cómo funciona la máquina? “Trabaja con dulce de leche de góndola, uso repostero porque la consistencia ofrece mejores resultados”, explica, y con esa delicia imprime formas de dulce de leche. Un avión, una flor, una casa, o lo que se te ocurra. Y va por más, “ahora estoy trabajando en un par de recetas de dulce de leche, una a base de rapadura (azúcar de caña sin procesar), y otra con azúcar rojo (una variedad de azúcar utilizado en China por sus propiedades medicinales). En ambos quiero probar diferentes emulsionantes para lograr una mejor textura y fluidez para la impresión, y además tratar de darle un toque gourmet al clásico dulce de leche”, cuenta.

Además, esta misma máquina se podría utilizar para imprimir en otros materiales reposteros, como chocolate. “Para hacerlo, es necesario un control de temperatura que el primer prototipo no tenía. Con esta herramienta uno podría, por ejemplo, sacarse una foto al entrar a un restaurante, y después estar comiéndose un busto de uno mismo para el postre”, indicó Dante. Levante la mano quien quiere un chocolate con su cara.

Jóvenes líderes en los negocios

Dante Kienigiel es uno de los 100 estudiantes líderes de 56 países que participaron de la 15° South American Business Forum (SABF), una conferencia organizada por alumnos del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). Esta edición se realizó del 25 al 27 de julio en Buenos Aires con foco en Perspectivas que incomodan, es decir, a reconocer cómo el mundo y la sociedad en la que vivimos forman nuestra perspectiva a la hora de tomar decisiones críticas.

Por Mercedes Spinosa

https://www.instagram.com/merspinosa/

*PH: la foto de portada corresponde a la marca San Ignacio.