Planeta JOY

08.08.2014

Brunch de fin de semana: opciones para todos los antojos

Porque a todos nos gusta mezclar dulce, salado, café y un buen exprimido cuando nos despertamos tarde y con un poco de resaca, acá nuestros recomendados según su especialidad.

comentarios (11)

1. OUI OUI: clásicos huevos revueltos y bagels con salmón
Los pioneros indiscutidos de toda la legión de barcitos vintage también fueron los primeros en ofrecer carta de brunch. Y, a diferencia de muchas de las mil y una copias desperdigadas por los distintos Palermos, todo lo que saca Oui Oui de su cocina, está bien hecho. Por eso es el primer recomendado y el que destacamos por sus clásicos bruncheros: el sándwich en bagel de salmón y philadelfia ($95) y los huevos revueltos completos, con panceta y tostadas ($80). Ambos salen con limonada, café americano o copa de vino para los más audaces.
Nicaragua 6068, Palermo / T. 4778-9614



2. CAFÉ CRESPÍN: hotcakes para compartir y cinnamos rolls

Si te despertaste con mucha hambre y bajo las holgadas capas de ropa invernal no te preocupan aún los kilos demás, Crespín te espera. En esta esquinita de Villa Crespo –con nuevo local en Vicente López, Hipólito Yrigoyen 477–, ofrecen dos tipos de brunch muy buenos. El clásico parte de una infusión, una Mimosa o limonada, más selección de pastelería, french toast con frutos rojos y crema fresca, huevos revueltos, salmón ahumado o panceta y papas doradas ($180). La segunda variante es para compartir: dos infusiones, tragos o limonadas, huevos estrellados con salsa holandesa, english muffins, lomito ahumado, hash browns (esos bocaditos de papa rallada), unos hotcakes gorditos y esponjosos, más dos piezas de pastelería a elección. Consejo: opten por los cinnamos rolls. Han sabido cosechar fanáticos hasta entre los detractores de la canela ($290 entre dos).
(Vera 699, Villa Crespo / T.  4855-3771)     


3. HIERBABUENA: la opción astringente
Este deli de comida natural enmarcado en el hermoso Boulevard Caseros es la opción preferida de veganos y naturistas, pero no todo queda ahí. También son adeptos los fanáticos de la limonada ya que las combinaciones no se limitan a la menta y al jengibre, sino que trepan hasta 12. Nuestras recomendadas: la de maracuyá, la de arándanos, la de goji, la de ananá. Nuestra preferida: la de mango. ¿Para comer? El brunch incluye dos de ellas a la carta, más infusiones, dos triffles de yogurt, frutas y praliné de frutos secos, french toasts con banana y compota de frutos rojos, un wrap Caesar, un tostón con huevo poché y espinacas, mini hamburguesas vegetarianas de hongos con salsas, carrot cake, dos copas de champagne ($450)
Av. Caseros 454, San Telmo /  T. 4362-2542


4. PANI: teaner y los mejores waffles  

Este lugar es una casa de cuentos, con el mismo esmero en la decoración que en la comida.  Además, entendieron todo en materia de nombres: acá al brunch le dicen teaner (sería un té tan sustancioso que no te deja cenar), para los que de las salidas vuelven, por lo menos, a las 5 am y no logran salir de la cama hasta pasado el mediodía. Hay tres variantes: Vegana, Soft y King. Nos quedamos con la King, que junto a la infusión y un Campari con naranja, trae bruschetas, wraps, papas, una porción de torta, granola con yogur y, nuestro paso favorito, un waffle con lomito, tomate, lechuga, huevo y cheddar que se lleva todos los premios ($345).
Nicaragua 6044, Palermo / T. 4772-6420


5. MALVÓN: los mejores (y únicos) popovers

Aquí otro pionero. De los primeros en asentarse en la zona de outlets de Villa Crespo (ahora ¡¡¡Palermo Queens!!!) y de los primeros en ofrecer un brunch típicamente inglés. Acá elegís una opción fuerte y todas vienen acompañadas de un cornbread muffin, frutas en almíbar de amaranto, café con leche y un vaso de limonada. Nuestro recomendado se llama popover y solo se consigue acá: el plato, que todavía escapa a las modas gastronómicas consiste en una masa horneada ligera de huevo, leche y harina, con distintos rellenos. Además de la opción clásica –huevos revueltos y salmón ahumado sobre popover, dip de cream cheese, palta y tomate ($135)–, también lo sirven veggie, con verdes, berenjenas fritas, albahaca, tomates secos, ricota y olivas ($110) o en modo bestia: el popover Torino, con meatballs de ternera salteadas con panceta, parmesano, pimientos, cebolla, tomate y espinacas, acompañado de huevo poche ($125). También hay Ribs de cerdo con barbacoa de naranjas ($135) o ensalada Nicoise de langostinos ($110), entre otras opciones.
Serrano 789, Villa Crespo / T. 4774-2563 //  Lafinur 3275, Boulevard Cerviño




6. SIROP FOLIE: tablita para comer de a dos
Si te despertás en pareja y querés brunchear lejos del estrés que supone pisar Palermo (buscar lugar para estacionar, hacer fila, hacer esfuerzos sobrehumaos para llamar la atención del mozo), Sirop Folie es el lugar. Queda en un pasaje encantado de Recoleta y preparan un brunch delicado que incluye una tabla realmente espectacular: quesos, salmón gravlax, jamón crudo, paté de la casa, terrina y tomates secos. También sirven variedad de panes caseros,  papas rotas con crema ácida, gratén de espinacas, endivias y queso, huevos revueltos con polvo de aceitunas, pimientos confitados y un crumble de manzanas con crema batida. Para beber, copa de vino, cerveza, agua o gaseosa. Podés pedir todo el menú por $420, o elegir lo que más te tiente y ordenar por separado.
Vicente López 1661, Local 12 / T. 4813-5900






7. COCU: brunch parisino
Todos los que aman el pan, hablan de Cocu. Esta boulangerie palermitana de dueños franceses elabora especialidades galas por la que, un día cualquiera, la gente hace cola. Para probar un poquito de todo, el brunch (ideal disfrutarlo en las mesitas de la  vereda) incluye café con leche o té, jugo de naranja, licuado de frutilla y kiwi, o banana, y la mejor parte: una croissant, un pain au chocolat, una canasta de panes caseros con mermelada artesanal y queso crema, más una esponjosa brioche con salmón ahumado, verdes y tomates cherry ($138). ¡Voila!
Malabia 1510, Palermo / T. 4831-4675

 




8. OLSEN: para esos que creen que la resaca se cura con más alcohol

Si tuvieras que mostrarle a un extranjero por qué dicen que Buenos Aires es la ciudad más europea de Sudamérica, deberías enfilar para Olsen. En uno de los patios más lindos del barrio sirven un brunch de influencias nórdicas: café, panqueques de papa, smorrebrods (mini sándwiches abiertos), blinis con trucha ahumada, salmón, caviar o pastrami casero. Aun con este panorama, lo mejor de este lugar viene por el lado etílico. Para acompañar, tragos con los mejores vodkas que se puedan conseguir en la ciudad. Se destacan el Dill Martini (Absolut, jugo de lima, eneldo fresco, perfume de pepinos, a $72), la Batida de jengibre (Absolut, jengibre, limón y leche condensada, a  $66) y el Take a Lychee (Absolut, lychee, menta y cranberries, $66). El clásico Bloody Mary ($65) tampoco defrauda. Y a dormir una buena siesta.
Dirección: Gorriti 5870 Teléfono: 4776-7677


9. FAENA: brunch al asador

Apenas cruzar las puertas, entrás a un mundo ostentoso y elegante, pero con muchísima onda y esto explica por qué se convirtió en el favorito de los turistas. Lindas y lindos camareros, hermoso ambiente y mitología: tango y nuestro emblema nacional, la carne. De todos los mencionados, es el único brunch que, aparte de una mesa buffet con selección de entradas frías y calientes, pastelería, quesos y dos platos calientes (pasta o la pesca del día) incluye chorizo, morcilla, molleja, empanada, ensalada mixta , ojo de bife, vacío, pollo, rack de cordero y papas fritas ($600). Bonus: el asador está al aire libre, para ver al parrillero haciendo lo suyo y que la experiencia turística sea completa.
Martha Salotti 445, Puerto Madero / T. 4010-9200


10. FIERRO RESTAURANTE: refugio gourmet
Si te despertaste tarde y muerto de hambre, pero no te da la cara para meterte en un lugar ultra caretón, relax. El Hotel Fierro tiene un lindo restó donde probablemente no te encuentres a nadie más que a varios extranjeros con gafas, recuperándose de las consecuencias de la noche de Buenos Aires. En este lugar que supo estar a cargo del gran Hernán Gipponi, todavía ofrecen el menú de brunch que él creó: frutas de estación, panes y seis pasos variados que suelen combinar huevos, carnes, pescados y algo dulce. Algunos ejemplos: huevo a 63º con crema de papa trufada y hongos, tostón con panceta a baja temperatura, mostaza y chutney de tomate, Carrillera de ternera braseada con papa, cremoso de coliflor y ciruelas en Oporto… $220 con jugo de naranja, cocktail del día, café o té.
Soler 5862, Palermo / T. 3220-6820


Por Natalie Dzigciot